miércoles, 24 de octubre de 2012

El Miliciano




Sí. Éste es Antonio Bustillo, el tío de Miguel. Me acordé de esta foto el día que empecé a trazar las directrices de esta historia.
La busqué entre todas las instantáneas que atesoraba mi abuela en las cajas de zapatos cuidadosamente guardadas en su armario ropero. Esa estampa se almacenaba en mi memoria desde la primera vez en que la vi. Como muchas otras. Y aquí la tengo, delante de mí, mirando por detrás de mi espalda. Este soldado me sugiere un hombre con semblante serio, chulesco tal vez, pero con un trasfondo afable y divertido que viajará para defender su libertad como muchos otros milicianos. Sin entender sobre las guerras, ni cómo se llegan hasta ellas, tampoco se explica la necesidad que existe de matar por matar. En su partida no es consciente de todo lo que vivirá, pero sí que siente el mismo miedo que experimentan los toreros antes de saltar al ruedo: nunca saben en qué toro se disfrazará la muerte para llevárselos por delante y arrastrarlos por la arena del coso hasta terminar con ellos.

2 comentarios:

  1. Están molt bé aquest microrelats donant pistes sobre la novel.la. Molt xula la descripció.

    ResponderEliminar
  2. Será un excelente personaje, sin duda alguna, Rafa. Y tiene razón Vibimar, estás haciendo un buen pasillo...

    ResponderEliminar